PRÓXIMA CHARLA

¡Feliz verano!


Volvemos en septiembre.

Enseñando a divulgar

         Nos hemos metido en un buen embrollo, apasionante eso sí, el de meter el gusanillo de la divulgación en los alumnos del Máster Mcib que se desarrolla en nuestro centro de investigación. Y no se nos ha ocurrido otra cosa que ofrecerles algunas de las charlas de Ciencia con chocolate.


        El auditorio es magnífico, pero necesitamos llenarlo con gente como tú, para que los alumnos vean y sientan tu curiosidad, oigan tus preguntas, etc. Así que te pedimos, por favor, que tomes nota de las charlas programadas, las difundas y te animes a venir.



        Lo que es ciencia y lo que no lo es.
        Enrique J. de la Rosa, doctor en Ciencias Biológicas, Centro de Investigaciones Biológicas,  CSIC.
        Jueves 20 de octubre, 17:00.

        ¿Y por qué me tengo que vacunar?
        Margarita del Val, doctora en Ciencias Químicas, Centro de Biología Molecular, CSIC-UAM.
        Jueves 1 de diciembre, 17:00.

        Los secretos del chocolate (charla + cata).
         Mª Ángeles Martín, doctora en Ciencias Biológicas, y María Blanch, doctora en Biología Vegetal, Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición, CSIC .
        Jueves 12 de enero, 17:00.

         Los bioplásticos: ¿Mito o realidad?
        Auxiliadora Prieto, doctora en Farmacia, Centro de Investigaciones Biológicas,  CSIC.
        Jueves 9 de febrero, 17:00.



        Todas las charlas tendrán lugar en el Salón de Actos del Centro de Investigaciones Biológicas, C/Ramiro de Maeztu 9, Campus de Ciudad Universitaria, Madrid.



3 comentarios:

  1. Genial... Y las charlas me parecen fenomenales. A ver si puedo acudir el jueves 20. Amiga y fan de Bernardo Herradon

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la invitacion via mail. Ya he estado en alguna y son muy interesantes. Ojalá pueda ir a todas

    ResponderEliminar
  3. Querida Begoña, querido Toñín: Gracias por vuestros positivos comentarios. Animaos a venir y animad a vuestros familiares y amigos. Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar