PRÓXIMA CHARLA

PRÓXIMAS CHARLAS:


Miércoles 20 de septiembre, 19:00

Medicamentos: ¡Qué no te engañen!

Bernardo Herradón, Doctor en Ciencias Químicas e Investigador Científico en el Instituto de Química Orgánica General del CSIC.

Pangea, C/ Príncipe de Vergara 26, Madrid.


Jueves 21 de septiembre, 18:30

Lo que es ciencia y lo que no lo es.

Enrique J. de la Rosa, Doctor en Ciencias Biológicas e Investigador Científico en el Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC.

Salón de actos del Centro de Química Orgánica del CSIC, C/ Juan de la CIerva 3, Madrid.

¡Así sí que se entiende!

De una gran complejidad técnica, pero con una elegante sencillez, fue el camino por el que el Dr. Jaime Julve nos llevó al mundo de las partículas elementales. Lo puedes apreciar tú mismo, pues amablemente nos ha dejado su charla.

La tecnología del Colisionador de Hadrones del CERN es imposible de entender sin una especialización en Física de partículas. Pero para hacerse una idea vale una imagen de su detector ATLAS.
(Montaje de ATLAS)

Sin embargo, lo que hace se entiende fácilmente si te lo explican con ejemplos basados en la experiencia que todos tenemos. Si cogemos dos objetos cualesquiera y los hacemos chocar con suficiente velocidad, se romperán en sus piezas constituyentes. Eso, llevado al límite de las partículas subatómicas, son los experimentos del CERN: descomponer la materia hasta llegar a aquellas partículas que ya no se pueden romper en nada. Esas son las partículas elementales constituyentes de la materia.

 
Y si el comprender dicho mundo fue muy interesante, para mí y seguro que para toda la audiencia, fue aún más apasionante lo que surgió en la discusión. Cualquier pregunta científica con suficiente entidad, proceda de la disciplina que proceda, acaba en el ¿De dónde venimos…? En este caso, ¿De dónde proceden las propiedades de las partículas elementales, los valores de las constantes físicas universales…? Así que acabamos discutiendo en esa "tierra de nadie" (¡o quizás de todos!) donde confluyen ciencia, filosofía y religión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario