PRÓXIMA CHARLA

PRÓXIMAS CHARLAS:

Martes 17 de enero, 19:30

La ciencia de la sexualidad humana.

Pere Estupinyà, Licenciado en Química y Bioquímica, periodista científico.

JamScience, Moe Club, C/ Alberto Alcocer 32, Madrid.


Miércoles 25 de enero, 19:00

Investigando para la nutrición del futuro.

Viviana Loira Kohen, doctora en Medicina, investigadora del IMDEA Alimentación.

Pangea, C/ Príncipe de Vergara 26, Madrid.


Informarte.

Ese fue el propósito de la charla del Dr. Fidel González Rouco, como el de todas las charlas de Ciencia con chocolate, para que decidas con conocimiento contrastado.
Fidel nos explicó en detalle cómo se estudia el clima. Por una parte, están las observaciones del paleoclima. Nos presentó las pruebas de que hace 50 millones de años no había casquetes polares y existía fauna tropical a orillas del Ártico. O, por el contrario, de que hace 20 mil años había pingüinos en el sur de Francia. Es fácil imaginar que situaciones climáticas similares afectarían profundamente a nuestra forma de vida actual.


También nos explicó la química de la atmósfera y de los gases de efecto invernadero, el CO2 entre ellos. Las observaciones indican que la temperatura del planeta y el contenido de COhan venido oscilando de forma correlacionada, al menos durante los últimos cientos de miles de años en los que los registros del paleoclima permiten medidas fiables. Y todo ello por causas naturales. ¡Al menos hasta hace muy poco tiempo!


En los últimos 60 años la temperatura media del planeta y las concentraciones de gases de efecto invernadero se han incrementado muy por encima de lo previsible por causas naturales en un intervalo tan corto. ¿Cuál es la causa? Para saberlo hay que establecer modelos basados en las observaciones, en los conocimientos sobre la química de la atmosfera y sobre la dinámica terrestre, etc. y extrapolarlos para establecer la causa más probable.


Los modelos señalan todos en una misma dirección. Y cuanto más se estudia, con mayor certeza. El planeta se está calentando a un ritmo que no sería posible sin la actividad humana y nuestra forma de vida actual. Pero
los modelos proporcionan probabilidades, intervalos de certeza y otros parámetros estadísticos que no son fácilmente entendibles por el público en general. Por ello, sus predicciones son fáciles de manipular por desconocimiento o por intereses poco altruistas. Que aún no sepamos hasta dónde llegaremos o cuáles serán las consecuencias del calentamiento no significa que no se sepa nada ni que no haya nada que cambiar.   

Un problema complejo y con incertidumbres, como el cambio climático, hay que abordarlo desde muchos ángulos. La investigación, para reducir dichas incertidumbres y proporcionar soluciones. La educación y la divulgación, para que la sociedad entienda a qué se enfrenta, sea menos manipulable y exija información veraz y aplicación de soluciones a sus gobernantes. El desarrollo de tecnología, que reduzca la vulnerabilidad de poblaciones y sociedades. Y el sentido común: Infórmate y defiende tu forma de vida cambiando aquello que quizás la ponga en peligro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada